WhatsApp, la nueva aplicación... ¡de los extorsionadores!

16
ene 16.º 2016
Resumen

Si en facebook u otra red social tienen registrado su número telefónico, cuando alguien busque ese número les dará como resultado su perfil, con eso sabrán quienes son y toda su información relacionada.

¿Como es que personas malintencionadas obtienen su número? Ustedes lo proporcionan por aquí y por allá. "Agreguenme al whatsapp, mi número es....."

Busquen en facebook el número telefónico que usan para el whats. Si no aparece, están (un poco) a salvo.

35616.jpg

En lo que respecta a teléfonos locales, la página ABCTeléfonos puede tener publicada su información (sin consentimiento).

Aquí pueden hacer una busqueda con su número de 10 dígitos.
Aquí pueden hacer una búsqueda con su nombre

Las bases de datos cada vez son más difíciles de encontrar y consultar, por eso personas malintencionadas recurren a la Ingeniería Social para obtener la mayor cantidad de información de una persona.

Un chip de celular comprado en la calle esta limpio, hasta que nosotros lo publicamos y damos nuestro nombre. Incluso podemos caer en la clásica "¿Hola, con quien tengo el gusto?" para revelar nuestro nombre.


Recomendación

Tengan un número exclusivo para compartir con todo el mundo, que no este asociado con su información personal. Usen un seudónimo y si algo sale mal, compren otro chip.





mexico.cnn.com/nac…res

(CNNMéxico) — ¿Piensas publicar en Facebook esa foto con tu auto nuevo? ¿Vas a etiquetar en Twitter el restaurante de moda en el que estás cenando? ¿Te gusta presumir en Instagram fotos de los eventos importantes a los que te invitan? ¿Compartes en Foursquare tu ruta diaria?... Piénsalo de nuevo, porque la delincuencia tiene una nueva vía para extorsionar: WhastApp.

Usuarios de redes sociales comparten en sus perfiles información personal, laboral, escolar y familiar, así como fotografías en las que hacen público dónde habitan, qué sitios frecuentan y las posesiones con las que cuentan, exponiéndose a extorsiones y a delitos más graves como secuestros, según advierten autoridades del Distrito Federal.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) ha detectado un creciente número de casos de extorsión a través del servicio de mensajería para smartphones WhatsApp, los cuales son perpetuados por delincuentes que a través de las redes sociales obtienen información de sus víctimas a quienes infunden miedo con el amago de tenerlas vigiladas, conocer sus pasos, a su familia y los bienes que poseen.

"Estos datos pueden ser utilizados para amedrentarnos, para decirnos que nos van a hacer un daño, que tienen identificados a nuestros hijos, nuestra casa, nuestro vehículo... Pero es una información que nosotros mismos generamos en nuestra red social", dice a CNNMéxico Eduardo Pliego, subdirector de la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva capitalina, adscrita a la SSPDF.

El funcionario señala en entrevista que en los últimos meses han recibido aproximadamente 30 reportes a la semana de personas que solicitan atención o asesoría ante este tipo de situaciones.

"La extorsión es un hecho punible consistente en obligar a una persona, a través de la utilización de violencia o intimidación, a realizar u omitir un acto o negocio jurídico con ánimo de lucro y con la intención de producir un perjuicio de carácter patrimonial o bien del sujeto pasivo", recuerda un punto de acuerdo presentado por el PAN ante la Asamblea Legislativa (ALDF) para que la SSPDF informe sobre las acciones que realiza para abatir esta situación.

Éste es uno de los delitos de alto impacto que más ha aumentado en los últimos años, el segundo que se reporta con mayor frecuencia en el país, según la encuesta sobre percepción de seguridad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El DF y el Estado de México son las dos entidades con mayor número de denuncias por extorsión, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), con 371 y 638 extorsiones entre enero y julio del presente año, lo que sumado representa el 26.4% del total nacional (3,859).

Sin embargo, las autoridades de estas entidades no cuentan todavía con una estadística del total de extorsiones consumadas vía WhatsApp y con este modus operandi.

Eduardo Pliego explicó que el perfil de las victimas son personas de entre 25 y 40 años, pues "son los más suben las fotografías de eventos y que muestra algún poder económico".

Los delincuentes primero ubican a sus potenciales víctimas y luego utilizan la información que las propias personas suben a redes sociales sobre ellas mismas, su vida cotidiana y familia.

"Ven sus datos personales, las fotografías, empiezan a vincular a los familiares, y por el mismo Facebook los contactan y les piden su teléfono celular. Ya cuando logran tener el teléfono celular de la persona, entonces entran al WhatsApp y empiezan a platicar con la persona y utilizando la información, asociándola con datos y fotografías, generan la amenaza: 'Yo sé que tienes un hijo'... Y empieza la parte de la extorsión", explica en entrevista Olivia Garza de los Santos, diputada local del PAN.

La legisladora agrega que los criminales pueden exponer supuestos motivos profesionales para intentar establecer el contacto, apelando a cualquier cuestión relacionada con las actividades e intereses de la potencial víctima, como puede ser un servicio.

"Es mucha información la que está circulando en redes, y está al minuto: 'Estoy en tal lugar', sabes en qué lugar y en qué momento pudieras extorsionar a la persona o hasta secuestrarla", advierte la panista.

Concretada la extorsión, los delincuentes piden realizar depósitos a través de tiendas departamentales o enviar un giro bancario.

Eduardo Pliego, encargado de Ciberdelincuencia en la SSPDF, dice que la recomendación es elevar la privacidad de los perfiles en estas redes sociales, para restringir el acceso y proteger la información personal sólo a personas a quienes se ha aceptado por existir una confianza previa.

"Que no suban cosas de su familia, cosas personales, que los puedan poner en evidencia, y menos aún si tienen un buen coche (...) Seguramente van a buscar a gente que, por las fotos, por la información que está poniendo en redes, da la impresión de que tiene un poder adquisitivo", añade la diputada Garza de los Santos.

La Policía capitalina promueve hábitos de navegación sanos y seguros y proporciona asesoría técnica, medidas de prevención, seguimiento y orientación psicolígica a las víctimas, así como programas de prevención en escuelas, entre otras actividades. La SSPDF pone a disposición de la ciudadanía la cuenta de Twitter CiberneticaCDMX y la línea telefónica 5242-5086, para atender estos casos.

En todo caso, como con cualquier extorsión, las autoridades sugieren colgar, avisar a las personas cercanas y denunciar... O, en este caso, cerrar la app y recurrir a las autoridades.

Actualizaciones de la comunidad
Todo lo demás
Mejores comentarios
16 Comentarios
Publicar comentario