Playstation 3 Reclama tus 50dlls o 9dlls Caso Linux

Sony pagará millones de dólares por remover la opción de instalar Linux en el ps3.
Después de seis años de litigios, finalmente el caso de Linux en Playstation 3 ha sido resuelto.
Cuando Sony lanzó la Playstation 3 allá por 2006, nos la presentó como un sistema absurdamente potente gracias a su procesador Cell a 3.2 GHz, su lector de Blu-Ray y sus 512 MB de memoria RAM total (entre memoria de sistema y vídeo)

Sony presumía que su consola era tan potente y tenía las mismas posibilidades que un ordenador, y para demostrarlo incluyó y promocionó una funcionalidad que nos permitía instalar una distro Linux en la consola. Sólo teníamos que conectar un teclado y ratón en sus puertos USB y en teoría no necesitaríamos un ordenador.
Razón por la cual me la compraron mis padres.
Esa era una idea muy atractiva para mucha gente, desde entusiastas que querían meter Linux hasta en la sopa hasta gente que no quería gastarse el dinero en un PC normal o jóvenes que querían convencer a sus padres de que se la comprasen porque iba a servir para “estudiar”.(Como yo).
La idea no consiguió el éxito que Sony esperaba: pocas distros Linux fueron adaptadas a las necesidades del procesador Cell, que usaba una arquitectura PowerPC en vez de la x86 prevalente en el sector PC. Yellow Dog Linux fue la única opción real.
Además, o tal vez por esto, poca gente realmente acabó ni siquiera probando la funcionalidad, porque las palabras “Linux” y “instalar” llevaron a muchos a pensar que iban a perder el sistema de la PS3. Pero aunque esta idea no fuese la más exitosa de PS3, sí que hubo una porción de usuarios que probó a instalar Yellow Dog Linux y que lo usaban a diario.
Sin embargo, lo que Sony no sabía es que al permitir esta funcionalidad, había abierto la caja de Pandora de la piratería. Algunos hackers se dieron cuenta de que, si eran capaces de aprovechar Linux para saltarse la seguridad integrada del sistema operativo de la Playstation 3, podrían ser capaces de ejecutar juegos sin necesidad de comprobar que estuviesen firmados oficialmente por Sony.
Finalmente fue el hacker George Hotz, alias geohot, que anteriormente había conseguido hacer jailbreak al iPhone, el que consiguió acceso de escritura y lectura en la memoria de la PS3. A partir de este descubrimiento, grupos como fail0overflow consiguieron las claves de cifrado, abriendo la puerta a juegos piratas. Sólo funcionaban con una versión del firmware de PS3, pero ya era algo.
La reacción de Sony fue tremenda. Es normal, si no tapaba inmediatamente el agujero de seguridad todo el duro trabajo de hacer la PS3 una máquina “impirateable” se iba por la borda. La compañía no quería una repetición de la piratería rampante en Playstation y Playstation 2, así que cortó por lo sano y en un actualización de firmware de marzo de 2010 eliminó la funcionalidad de instalación de Linux, oficialmente por “cuestiones de seguridad”.
Hoy, seis años después, Sony tendrá que pagar las consecuencias de este acto. Al eliminar la posibilidad de instalar Linux, Sony podría haber incurrido en publicidad engañosa, ya que era una funcionalidad que anunció.

Aunque Sony no será declarada culpable de nada, sí que ha llegado a un acuerdo extra-judicial con los abogados del caso para pagar “millones de dólares” a los usuarios afectados por el cambio. No se sabe aún de cuánto dinero estamos hablando, ya que depende mucho de la cantidad de jugadores que finalmente sean elegibles para el acuerdo.

Si el acuerdo es aprobado y usted es un miembro de la clase, usted puede ser elegible para presentar una reclamación de beneficios. Este litigio consiste en dos clases. Clase del consumidor A es todas las personas en los Estados Unidos que han comprado una PS3 fat del 1 de noviembre, 2006 y 1 de abril de 2010 de un distribuidor autorizado para la familia, para uso personal y / o familiar y usó la otra funcionalidad del sistema operativo después de la instalación de un operativo Linux sistema. Clase B de los consumidores es a todas las personas en los Estados Unidos que han comprado una PS3 fat del 1 de noviembre, 2006 y 1 de abril de 2010 de un distribuidor autorizado para la familia, o para uso personal y / hogar. El beneficio para ambas clases es monetaria, $ 55 (para la clase del Consumidor A) o $ 9 (para la clase del Consumidor B). El plazo para presentar los formularios de solicitud es el 7 de diciembre de 2016. Los formularios de reclamación y ejemplos de formas aceptables de prueba de uso para cada categoría en la Clase A del Consumidor están disponibles en el sitio web del Acuerdo o se pueden obtener llamando al Administrador del Acuerdo.



otherossettlement.com/
arstechnica.com/tec…it/





6 Comentarios

¿traducción al espanglish?

Yo aún tengo esa consola, la Fat, guardada, pero ahí está, pero como que no jala en México No? Dice el texto TODAS LAS PERSONAS EN ESTADOS UNIDOS , o a que te refieres @RORISTE.Inc ? O solo informas para "cultura general"

powerlubmxhace 1 h, 22 m

Yo aún tengo esa consola, la Fat, guardada, pero ahí está, pero como que no jala en México No? Dice el texto TODAS LAS PERSONAS EN ESTADOS UNIDOS , o a que te refieres @RORISTE.Inc ? O solo informas para "cultura general"


Oro molido.

Se supone que aplica para todos por igual, en mi caso la mía la compraron en estados unidos pero no creo que tenga un registro de cual se compró aya Y cuál no.

Piden prueba de compra, es decir que si verifica que haya sido adquirida en USA

Publicar comentario
Avatar
@
    Texto
    Discusiones principales
    1. Denuncia Profeco vs Hawkers, ¿alguien más?1019
    2. Denuncia Profeco GUESS33
    3. Amazon, tienda física.22
    4. Comprar antes o después de navidad?77

    Ver más discusiones