Tarjetas de crédito sin anualiadad

La anualidad de una tarjeta de crédito es, por lo general, el único costo que tiene la tarjeta (si pagas tu saldo completo y a tiempo) y uno de los aspectos más importantes a considerar junto con el interés. Para la mayoría de las tarjetas, la anualidad oscila entre los $400 y $4,000.

Una pregunta muy común es ¿Qué tarjetas de crédito no cobran anualidad? Es muy común que los bancos te ofrezcan el primer año sin costo pero no hay que dejarse engañar con la frase “anualidad gratis” pues en la mayoría de los casos significa primera anualidad gratis. Sin embargo, hay algunas tarjetas que no cobran anualidad o que hay forma de obtenerla sin costo. Estas son las que conocemos aprovechando para mencionar el Costo Anual Total (CAT) promedio sin IVA. Para obtener más información sobre cada una de las tarjetas da click en ellas:

- Santander UniSantander-K (26.6%).
- Santander Free (26.6%). Las dos tarjetas de Santander se deben usar una vez al mes.
- Clásica Inbursa (41.7%) , Oro Inbursa (25.3%) y Telcel Inbursa (25.3%).
- Banregio Básica (57.9%) , Clásica (56.4%, IN Gold (47.9%) e IN Platinum (25.7%). Estas tarjetas tienen varios beneficios que no es común en tarjetas sin anualidad como seguro de accidentes en viajes, de alquiler de autos y garantía extendida (dependiendo la tarjeta).
- HSBC Básica (48.1% a verificar)
- Mi Primera Tarjeta Bancomer (55.3%)
- Scotiabank Scotia Básica (60%)
- Base Banamex (63.1%)
- IXE Básica (67.7%)
- Básica Banorte (69%)
- BanCoppel (89.9%)
- La mayoría de tarjetas de Banamex si la “empaquetas” con una cuenta bancaria y el servicio de BancaNet.
- La mayoría de tarjetas Banorte e IXE con cuenta y pagando por internet.

En términos generales, mientras más cara es la anualidad de una tarjeta de crédito más beneficios (como seguro médico, de viaje, pérdida de equipaje) y recompensas ofrece por lo que las tarjetas que no cobran anualidad suelen ser las más básicas. Pueden ser interesantes, si por ejemplo:

- Realizas pocas compras con tarjeta
- Buscas una primera tarjeta
- No tienes historial crediticio
- No te gusta el crédito

Recuerda que lo más importante de una tarjeta de crédito es no pagar intereses los cuales pueden duplicar tu deuda en menos de lo que te imaginas. Compra sólo lo que puedas pagar en su totalidad cuando te llegue el recibo liquidando el “total para no pagar intereses” (no el pago mínimo) y si por alguna razón el total está fuera de tu alcance, solicita inmediatamente un préstamo a un interés menor para liquidar tu tarjeta y ahorrarás una cantidad importante. También puedes ver la posibilidad de transferir tu saldo a otra tarjeta cuando hay alguna promoción de transferencia pero esto no es recomendable si no eres financieramente responsable pues podrías estás generando una bola de nieve y terminar con dos grandes deudas en lugar de una. Último consejo: no saques dinero del cajero automático con tarjeta de crédito.

¿Conoces alguna otra tarjeta de crédito sin anualidad? Puedes compartirlo dejando un comentario. Si tienes o quieres una tarjeta de crédito Bancomer, no dejes de leer nuestra guía de Puntos Bancomer.